viernes, 12 de octubre de 2007

Mejor ser cornudo consentido que cornudo y gilipollas

Llevo mucho tiempo visitando esta página y hoy me he decidido a relatar mi experiencia.

Estoy casado desde hace 14 años, tengo una esposa que no me puedo quejar
pero desde hace dos yo me he vuelto un cornudo consentido y recomiendo a
todo el mundo que lo pruebe, a mí particularmente me pone supercachondo.

Hace ahora un año mi mujer tuvo su primera experiencia con otro hombre y me contó como le fué, lo más destacado que el tío no la tiene muy grande pero al parecer gorda de cojones. Pero esta experiencia no es la buena.

Mi mujer conoció a un tío por el messenger y casualidades de la vida había sido digamos mi jefe, durante un tiempo. Él tiene 40 años. Debido a su profesión es muy deportista. mi mujer me comento la historia, y me dijo " sabes, no me importaría tirarme a Tomas", que así es como se llama.

A lo primero me encontraba un poco reacio, pero al final no me quedo más cojones que acceder.

Mi mujer siempre me ha puesto como condición que no esté delante pero le pedí que me lo grabara. Se fueron a una casa rural y joder no les dió ni tiempo a entrar. Yo se lo había advertido a mi mujer, que le iba a dar caña y así fué.

La muy puta se tiró a la polla de Tomas y un poco más y se la está chupando todavía. El muy cabrón estaba en el limbo mientras empezada a jugar con el chochito de mi mujer. Una vez que tenía preparada su verga colocó a mi mujer debajo y empezó a bombear frenéticamente.

La muy cabrona le mordía el pecho, lo que hacía que Tomas bombeara cada vez más rápido entre los gemidos de mi mujer. Ella la muy puta le decía "fóllame cabrón, dale fuerte, eso es lo único que sabes hacer", el muy hijo de puta la agarró por el pelo y la puso a cuatro patas.

Estaba fuera de sí, sonaba un "tras, tras" en las nalgas de mi mujer, la cual parecía que quería zafarse de la máquina que la estaba jodiendo, pero era imposible, los brazos fibrosos de Tomas no la dejaban.

La volvío a cambiar de postura agarrando su pierna y haciendo una x con ella mientras le decía, "que caliente tienes el coño zorrita". Había veces que miraba a la cámara y decía: "ves lo que le hago a la puta de tu mujer", quieres mi leche ¿eh?, cabrona, a lo cual mi mujer entre sudores y enrojecida trataba de agarrarse a la almohada, al tiempo que le decía a Tomas "destrózame el coño cabrón".

Mientras veía el video tenía mi polla a punto de reventar. Tomas no aguantó más y sacando su verga soltó su descarga de leche en las tetas, el pelo, y la cara de mi mujer.

Rápidamente el muy cabrón se bajó abajo y empezó a comerle el coñó, la muy
hija de puta se retorcía como una serpiente mientras le decía "sigue cabrón
que me voy", mientras decía esto soltó el tan característico "siiiiiiiii" suyo.

La muy zorra había echado su primer polvo con Tomas, en ese mismo día y
aunque parezca mentira jodieron hasta 7 veces. Le quedaban en la casa 2 días más.

Cuando finalizó esta aventura mi mujer ese día tenía mucho sueño y el
coño hinchado. Hoy mi mujer me ha contado algo que me ha dejado de piedra.
Va con varias amigas a aerobic, entre ellas hay varias que no me importaría
joderlas. Pero lo que más me ha sorprendido es cuando me ha dicho que su
amiga Julia, a la cual tengo unas enormes ganas de follarme, y a la que yo
tenía por santita, se ha follado a la mitad del cuerpo de Bomberos.

Lo cachondo, su marido no sabe ni mú. Al igual que la mujer de Tomas. Moraleja: si la puta de tu mujer quiere joder que lo haga, es mejor ser cornudo consentido que no cornudo y gilipollas.

Por cierto en la sección contactos morbosos estoy buscando una buena polla para la zorra de mi mujer, quiero algo a lo bestia. Ya sabes si eres un verdadero trípode, y quieres joderte a mi mujercita, que esta muy macizorra pues adelante.